Los mejores consejos para ahorrar energía en casa

| OTROS
Los mejores consejos para ahorrar energía en casa
Fuente: www.elhorizontal.com
Llega el invierno, y con él, el frío, y con él, el aumento del gasto de energía general (electricidad, agua, gas) en casa... La luz, la calefacción, el uso de agua caliente, el funcionamiento de los aparatos... La electricidad es un motivo de gastos importante para el hogar. Con un poco de cuidado, sentido común, instalaciones simples y equipamientos adaptados, es fácil disminuir el consumo, y reducir, así, la factura de la electricidad. Además, haremos un favor al medio ambiente.

TOP 1:

La iluminación

La iluminación
En cuestión de iluminación, empieza a ser obligatorio optar por las bombillas de bajo consumo, si no es posible adquirir las de leds -que consumen bastante menos, pero que están todavía al alcance de pocos-. Las de bajo consumo gastan un 75% menos de energía y duran aproximadamente 8 veces más tiempo. Además, cada vez se hacen modelos "menos feos" que no desentonan tanto con la decoración de la casa. Con una luz casi idéntica, una bombilla de bajo consumo de 15W divide el consumo por 3 ó 4 respecto a una ordinaria de 60W. Una bombilla incandescente (o halógena) consume 775 kWh/año, mientras que una de bajo consumo sólo 115 kWh/año. A pesar de que las de bajo consumo empezaron siendo más caras en el momento de comprarlas, su precio va siendo cada vez más asequible, y el menor consumo las amortiza pronto. Y mejor no hablar de las halógenas, caras en cuanto a precio y caras en consumo. Finalmente, un consejo evidente que suena a aquella frase de papá cuando éramos pequeños: pensad en apagar la luz cuando salís de una habitación, venga... ¡que ahora pagáis vosotros!

TOP 2:

La calefacción

La calefacción
En cuestión de calefacción, tanto si es eléctrica como a gas, ¡cuánto consume! Lo primero y más importante: cualquier ventana que no cierre bien, o una puerta que no ajuste son nuestro principal enemigo. Se pierde el calor... Si tenéis contraventanas y cortinas, en cuanto se haga de noche, mejor cerrarlas. Cuando vayáis a abrir para ventilar (bastan 5 minutos en tiempo de frío y de paso no se enfría tanto la casa), no olvidéis apagar la calefacción. Para regular la temperatura, podéis usar un termostato ambiental, que regula fácilmente la temperatura y enciende o apaga la calefacción en función de las oscilaciones de ésta. Además, si colocáis un programador, permitirá modificar la temperatura en función del día de la semana, de si estáis o no en casa, y también de la hora del día: por ejemplo, podéis tener apagada la calefacción de noche mientras estáis bien tapaditos en la cama, y que se encienda una hora antes de que se levante el primero de la casa para que la encuentre ya caldeada.


TOP 3:

El agua caliente

El agua caliente
¿A que no pensábais que el agua caliente consume más energía que el conjunto de electrodomésticos, incluida la luz? Pues sí. Por eso es preferible una ducha a un baño: una ducha de 4 a 5 minutos consume unos 75 litros de agua; en cambio un baño gasta entre 150 y 200 litros. Si tenéis caldera o calentador en casa, pensad a hacer un mantenimiento como mínimo cada dos años, ya que un calentador sucio o con calcificaciones consume mucha más energía para calentar la misma cantidad de agua. Y en cuanto a grifería, si podéis permitiros en la ducha un grifo con termostato os ayudará a no desperdiciar agua ni energía, ya que regulará y mantendrá fija la temperatura del agua. Pensad también en los economizadores de agua, como los rociadores o las piñas que reducen el consumo.

TOP 4:

La lavadora, la secadora y el lavavajillas

La lavadora, la secadora y el lavavajillas
En cuanto a los aparatos para lavar, dad prioridad a los programas de baja temperatura. Lavar la ropa a 90ºC no suele ser necesario casi nunca, y en cambio le "pega un palo" considerable al contador -y a la pobre ropa que se desgasta mucho más-. Cuando está poco sucia basta con lavarla a 30º, gastando una tercera parte de electricidad. Además, los detergentes actuales son eficaces y no necesitan tanta temperatura. Procurad llenar la lavadora -pero sin apretujar la ropa- o utilizad la tecla de media carga si la tiene la máquina. Al comprar el aparato, mirad la etiqueta de energía. Una compra inicialmente más cara puede redundar en un beneficio a corto plazo. Pensemos que la clasificación A+++ es la mejor.Y ahora, hablemos de la secadora. Es más cómoda, sí, pero si tenemos donde tender la ropa al sol, se beneficiarán de nuevo la ropa y la factura de energía. La secadora gasta el doble que la lavadora, así que, si no queda más remedio, al menos intentemos poner la ropa lo más centrifugada posible para que el programa dure menos.Y en cuanto al lavavajillas, esperemos a tenerlo lleno antes de ponerlo en marcha. Si tardamos más de un día, se pasa un programa de "ducha" con agua fría, y a esperar...

TOP 5:

La nevera y el congelador

La nevera y el congelador
En cuanto a la nevera y el congelador, os remitimos al post Mejores consejos para ahorrar energía con tu nevera en el que encontraréis lo más interesante para reducir su consumo.


TOP 6:

La cocina y el horno

La cocina y el horno
En cuanto a la cocina, hay que pensar en el consumo en el momento mismo de la compra. Así, hay que saber que las placas de inducción, aunque sean más caras, resultan más económicas a corto plazo puesto que consumen menos. Si la cocina es eléctrica -vitrocerámica-, hay que utilizar los utensilios correspondientes para aprovechar al máximo la fuente de calor. Y en este caso, recordad que las placas mantienen el calor un buen rato después de apagarlas, con lo que no es preciso mantener encendido el fogón hasta el final de la cocción. En cuanto al horno, de nuevo os remitimos a los Mejores consejos para ahorrar energía con tu horno donde encontraréis los más interesantes.

TOP 7:

Los intrusos

Los intrusos
Los hemos llamado así porque están en casa sin gastar aparentemente, pero engañan... El televisor, el lector de DVD, el ordenador, la cadena de alta fidelidad, ... gastan. Y, además, la mayoría de estos aparatos están equipados con un modo "standby" que consume durante las 24 horas del día. Así, cuando salgáis de casa, recordad apagarlos. Y ¡recordad que existen multienchufes con interruptor! Dejándolos en standby, consumen un promedio de 100 a 130 KWh/año. En cambio, si los tenéis todos enchufados a una toma con interruptor, cuando no se utilizan, se apaga el interruptor, y listos. Y los menos visibles: por ejemplo, un cargador de teléfono móvil enchufado a una toma de corriente las 24 horas del día, o el de un ordenador portátil mientras no carga, o cualquier enchufe que lleve un transformador incorporado ¡consumen!. Pues a desenchufarlos, que tampoco cuesta tanto.

Estos son los mejores consejos para ahorrar energía en casa. Tanto para aligerar el gasto energético en casa como por la conservación del medio ambiente, nos interesan. En el mismo orden de cosas, os recordamos nuestros posts Mejores consejos para ahorrar energía con tu nevera y Mejores consejos para ahorrar energía con tu horno que completan nuestra "trilogía" para ahorrar energía y gastar menos. Vuestra economía doméstica os los agradecerá y podréis ahorrar o dedicar ese importe a cosas que os apetezcan más. ¿Nos dejáis un comentario? Gracias.