Cosas que no debes meter en el microondas

| OTROS
Cosas que no debes meter en el microondas
Fuente: cultivandocultivos.wordpress.com
Todos los usuarios de microondas sabemos que hay algunos materiales y alimentos que no se deben meter, por algún motivo. No obstante, para ayudar un poco más, hemos hecho "Cosas que no debes meter en el microondas", por si te puede servir de algo más.

TOP 1:

Huevos

Huevos
Si quieres comer un huevo duro hecho deprisa, ten paciencia. Desde luego, ni se te ocurra intentar cocerlo en el microondas, ya que explotará. Y esto vale tanto para un huevo crudo como para uno ya cocido (que podrías querer calentar). Sólo se podía intentar, como mucho, con los huevos revueltos, pero a condición de estar dispuestos a limpiar luego el microondas (el que avisa no es traidor). En cuanto a los huevos duros ya pelados, debes saber que la yema también explotará. Y eso es porque el huevo es un proteína líquida dentro de una cáscara dura. Cuando el alimento se calienta en el microondas, el interior aumenta de volumen, pero la cáscara no. ¿Ha quedado claro que los huevos es una de las cosas que no debes meter en el microondas? Pues eso...

TOP 2:

Fruta

Fruta
Que nadie tenga una idea genial: obtener frutos secos metiéndolos frescos en el microondas... Pues no. Aunque pocos pensaríais hacerlo (afortunadamente), preferimos decírtelo ya: es todo un riesgo. Y especialmente si se trata de uvas, ya que pueden provocar chispas e inflamarse (a pesar de que su composición sea en gran parte de agua) si un solo grano se rompe. Veréis entonces el estado de materia que se conoce como gas ionizado, pero también habréis estropeado el aparato por culpa de este mismo gas, cuando se evapore el agua de las uvas. O sea: otra cosa que no debes meter en el microondas.


TOP 3:

Bombillas

Bombillas
¿Que se ha fundido la luz del microondas y como eres un manitas, tú mismo quieres cambiar la bombilla? ¡Ni se te ocurra! Es una de las cosas que no debes meter en el microondas. Las bombillas clásicas llevan un filamento metálico (tungsteno), las halógenas contienen metal, luego ¡no! Y aún peor con una fluorescente, ya que soltaría vapores tóxicos de mercurio. Y aunque eso pudiera dar un espectáculo visual curioso, es en realidad un peligro importante para la salud. En efecto, el vapor de mercurio no flota en el aire y no se va solo con abrir la ventana. Puede intoxicar la comida que tengamos en la cocina o las simples encimeras.

TOP 4:

Ropa

Ropa
¿Cuántas veces, en las comedias, hemos oído que alguien pone la ropa en el microondas para secarla? Pues es mentira. ¡Es otra cosa que no debes meter en el microondas! Según su material, algunos tejidos se conformarán con deshacerse, otros se quemarán directamente.

TOP 5:

Productos envasados

Productos envasados
No es prudente meter envases cerrados con tapa en el microondas. Como mínimo, hay que tener la precaución de que no esté lleno del todo y que la tapa tampoco esté cerrada. Los alimentos han de poder expandirse, y además hay que permitir que pueda salir el vapor que produce el aumento de calor en el alimento.


TOP 6:

Recipientes de comida para llevar

Recipientes de comida para llevar
A no ser que lo especifique el propio envase, esta es otra cosa que nunca debes meter en el microondas. Los envases que contienen comida preparada, tanto si parecen de cartón como de plástico, a veces llevan un componente de metal, y ya sabéis lo que pasa con el metal....

TOP 7:

Vajillas antiguas

Vajillas antiguas
Las vajillas que pueden ir al microondas lo llevan indicado. Si tenéis alguna antigua, o heredada de alguien querido, incluso con un hilillo metálico, es una cosa que no puedes meter en el microondas. Lo mismo ocurre con los plásticos, también deben llevar el símbolo de "aptos para el microondas" o se pueden llenar de ampollas e incluso fundir dentro del aparato.

TOP 8:

Zanahorias

Zanahorias
Aunque dé risa, esta verdura tampoco puede ir al microondas. Y os preguntaréis ¿por qué? Pues por su alto contenido en hierro, selenio y magnesio y estos elementos químicos generarían la misma reacción que el metal: chispas y posible incendio.


TOP 9:

Alcohol

Alcohol
¡Otra que nos puede sorprender! No es conveniente meter bebidas alcohólicas -y menos de alta graduación- en el microondas. A más grados, más peligro. El resultado: en el peor de los casos verás cómo la puerta sale disparada del resto del aparato. No es broma. Mejor no lo intentes. ¡Es una cosa que no debes meter en el microondas!

TOP 10:

Papel de aluminio y utensilios metálicos

Papel de aluminio y utensilios metálicos
Esto es algo que casi todo el mundo sabe: ¡todos los metales deben mantenerse alejados del microondas! No lo debes meter en el microondas. Aunque algunos metales espesos, como las propias paredes del aparato, pueden resistir las ondas que produce el horno, los más delgados, como las hojas de papel de aluminio o estaño, se calientan muy deprisa. Al calentarse, las superficies desiguales de algunos productos metálicos, como los dientes de un tenedor, los bultos y arrugas de una hoja de aluminio, pueden crear arcos eléctricos (que se aprecian bajo la forma de chispas que hacen ruido), y producir un efecto que no nos esperábamos. Con el calor, tenemos un incendio garantizado.

Hasta aquí nuestra selección de cosas que no debes meter en el microondas. Seguro que algunas ya las sabías, quizá alguna no. En cualquier caso, mirátelo y, si puede ser, déjanos tu comentario. Y si has tenido alguna experiencia con algún otro material, lo añadimos, pero ¡dínoslo!